• El PP de Andalucía manifiesta su repulsa contra cualquier uso de violencia y su más rotunda condena por el asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, y de todos los crímenes cometidos por la banda terrorista ETA
  • La Fundación Miguel Ángel Blanco en su manifiesto afirma que, 27 años después, sigue habiendo legitimación del terrorismo en el País Vasco y Navarra, siguen organizándose homenajes a terroristas, existe una gran impunidad, más de 300 asesinatos siguen sin resolverse

Todas las víctimas del terrorismo de ETA en España deben ser recordadas, pero el secuestro y posterior asesinato del político demócrata Miguel Ángel Blanco, fue un símbolo que supuso una reacción nunca vista antes en la sociedad española.

Hoy, 27 años después de su asesinato, recordamos a ese chico inocente de 29 años y también ese movimiento que permitió apuntalar durante años nuestros principios democráticos frente a una de las principales amenazas que la sociedad española tuvo que superar a lo largo del último medio siglo como fue la lacra del terrorismo.

Aquellas movilizaciones sin precedentes dieron lugar al nacimiento del espíritu de Ermua, y supusieron el auténtico punto de inflexión en la lucha democrática contra el terrorismo etarra, y Miguel Ángel Blanco, un vasco con profundas raíces gallegas, se convirtió en un símbolo de la lucha de la sociedad española por seguir construyendo una España democrática, plural y libre de la sinrazón terrorista.

La Fundación Miguel Ángel Blanco en su manifiesto por el 27 aniversario recuerda que “llevaban décadas amargándonos la convivencia, hasta tu secuestro ETA había asesinado a 777 inocentes: policías, guardias civiles, militares, jueces, políticos constitucionalistas, periodistas valientes, ciudadanos de toda condición que tenían derecho a vivir y que la banda convirtió en enemigos de su fanatismo identitario, por lo que representaban: la libertad, la pluralidad política, el estado de derecho español”.

Los estudios sociológicos muestran que uno de cada dos jóvenes desconoce quién es Miguel Ángel Blanco; y por ello mismo, se hace más necesario que nunca recordar que la democracia precisa del compromiso inexcusable del conjunto de la sociedad con la defensa de sus valores.

La tortura a cámara lenta a la que te sometió ETA hizo comprender a la inmensa mayoría social que el terrorismo era profundamente dañino, no sólo para sus víctimas sino para toda la sociedad. Que había que responder ante tanto horror e intimidación acumulados, que había que exigir la aplicación de la ley, sólo la ley, pero toda la ley”, rememora la Fundación Miguel Ángel Blanco.

El PP de Andalucía se une la Fundación Miguel Ángel Blanco para recordar que: “En 2024, 27 años después, sigue habiendo legitimación del terrorismo en el País Vasco y Navarra, siguen organizándose homenajes a terroristas, existe una gran impunidad: más de 300 asesinatos siguen sin resolverse. Las marcas políticas herederas de ETA siguen sin condenar tu asesinato ni ningún otro y tienen más poder que nunca en un proceso de blanqueamiento y olvido sobre décadas de complicidad con el terrorismo. Seguiremos rebelándonos ante este estado de cosas”.

El PP de Andalucía ratifica su compromiso en la defensa de los valores democráticos de una etapa de libertad surgida del proceso de Transición democrática que culminó en la aprobación de la Constitución Española de 1978. Asimismo, reconoce a Miguel Ángel Blanco y a los más de 800 asesinados por la banda terrorista ETA, así como a todas las víctimas del terrorismo, y reclama el compromiso de todas las administraciones públicas para que su legado no caiga en el olvido, pues cada uno de esos hombres y mujeres forman parte imprescindible de la historia de nuestro país. Para todas y todos ellos reclamamos, una vez más, memoria, dignidad y justicia.