En un mundo marcado por la constante evolución de la tecnología, Andalucía ha decidido dar un paso adelante e integrar la inteligencia artificial (IA) en sus servicios públicos para mejorar la atención a los ciudadanos.

Iniciativa del Gobierno de la Junta

Esta iniciativa se alinea con los esfuerzos del Gobierno de Juanma Moreno Bonilla por no quedarse atrás en esta revolución digital que está transformando todas las esferas de la sociedad.

En este sentido, la comunidad autónoma vive actualmente una expansión digital sin precedentes, aspirando a posicionarse entre las regiones punteras en el proceso de transformación digital. La digitalización es ya una realidad palpable en la administración pública andaluza, siendo considerada un motor económico y de cambio social.

Estrategia de Inteligencia Artificial de Andalucía

Para reafirmar este compromiso, el próximo martes el Consejo de Gobierno aprobará la puesta en marcha de la Estrategia de Inteligencia Artificial de Andalucía. Este proyecto muestra una apuesta decidida y firme por aprovechar las nuevas tecnologías en la mejora de la atención al ciudadano.

El impacto de la digitalización en Andalucía es notable, especialmente en su proceso de industrialización y en su competitividad económica. Como prueba de ello, entre 2018 y 2023, la región ha logrado incrementar casi dos puntos el peso de su industria en la estructura productiva, pasando del 11,6% al 13,5% del valor añadido total de su economía.

Además, según el Índice de Competitividad Regional publicado por la Comisión Europea, entre 2019 y 2022, Andalucía ha mejorado su competitividad, pasando del 71,7% de la media europea al 76,6%. Este crecimiento refleja la capacidad de la región para adaptarse y evolucionar en un contexto de continua innovación tecnológica.

Destacando en la esfera tecnológica, Andalucía supera la media europea en capacidad tecnológica, ocupando el puesto 53 de 234. Este logro es un claro indicador de que la región está en el camino correcto hacia su transformación digital.

En conclusión, la decisión de Andalucía de integrar la inteligencia artificial en sus servicios públicos representa un importante avance en su proceso de digitalización y una clara oportunidad para mejorar la atención a sus ciudadanos. Es un paso decisivo en su camino para convertirse en una región líder en innovación tecnológica y competitividad a nivel europeo.