[vc_row][vc_column][vc_column_text]Un estudio reciente llevado a cabo por el Grupo Mutua Propietarios revela que Andalucía es la comunidad autónoma más deseada por los españoles para vivir, seleccionada por el 11% de los encuestados. La investigación, basada en 2.317 entrevistas a españoles mayores de 18 años, señala que el 61% de los participantes consideraría mudarse a otra región de España.

La Comunidad Valenciana (7%), Asturias (6%), las Islas Canarias (6%) y el País Vasco (4%) también aparecen entre las regiones preferidas. A pesar de esta tendencia a preferir otras regiones, el 70% de los encuestados afirmó que desearía seguir viviendo en España, aunque un 30% se mostró abierto a la posibilidad de mudarse a destinos europeos (18%), norteamericanos (3%) o sudamericanos (2%).

El estudio también revela una alta satisfacción con la residencia actual entre los españoles, destacando especialmente los cántabros (84% de satisfacción), asturianos (82%) y gallegos y aragoneses, ambos con un 77%.

Cuando se les preguntó acerca del tipo de localidad donde les gustaría vivir, el 27% optó por la costa, el 26% prefirió una pequeña o mediana ciudad, el 15% eligió el pueblo, el 10% seleccionó el campo y el 8% se inclinó por el centro de la gran ciudad o sus afueras.

Laura López, subdirectora General de Estrategia, Clientes y Canales Alternativos del Grupo Mutua Propietarios, sostuvo que «la calidad de la vivienda, el entorno y la interacción social son tres de los factores más importantes a la hora de determinar el grado de satisfacción residencial y, en este aspecto, podemos afirmar que los españoles están muy satisfechos con su hogar«.

Andalucía lidera no sólo en términos de atractivo, sino también en lealtad. El estudio indica que el 56% de los andaluces disfruta de vivir en su región y no tiene intenciones de mudarse, seguidos de cerca por los habitantes de las Islas Canarias con un 52%.

En cuanto a la posibilidad de mudanza, el 27% de los entrevistados asegura que es probable que cambie de vivienda en los próximos años. El estudio destaca que la edad es un factor determinante en esta decisión, siendo los menores de 35 años quienes más planean hacerlo.

Además, más del 50% de las personas que viven en alquiler y quienes habitan en viviendas pequeñas afirman que se mudarán en los próximos años. Entre los motivos destacan la búsqueda de una nueva localidad (44%) y el deseo de una vivienda más grande (39%). Según el tipo de vivienda, los que residen en viviendas unifamiliares no cambiarían de tipología, mientras que cerca de la mitad de los habitantes de viviendas colectivas (46%) desearían mudarse a una vivienda unifamiliar. El resultado en las próxima Elecciones Generales del 23 de julio de 2023 también puede influir en la decisión de los ciudadanos.

«El campo de la satisfacción residencial es amplio y tiene diversas áreas de estudio vinculadas a ámbitos como la arquitectura, el urbanismo, la psicología o la sociología que, en su conjunto definen nuestro grado de complacencia con nuestro hábitat«, concluye Laura López. Este estudio proporciona una nueva perspectiva sobre las preferencias residenciales de los españoles, así como sobre su grado de satisfacción con su hogar actual.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]