• Esta iniciativa se crea con el objetivo de dar respuesta a una necesidad no cubierta hasta ahora desde el ámbito público, como es la de ofrecer un espacio para el descanso de los animales de compañía
  • Las instalaciones han sido construidas con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética, de forma que el edificio funciona de manera autónoma

Andalucía sigue siendo líder en España, esta vez lo es con nuestros animales de compañía. El primer cementerio municipal de animales de compañía en España ya es una realidad en la ciudad de Málaga. Se trata de unas instalaciones pioneras en nuestro país, ya que el resto de equipamientos similares existentes en otras ciudades son privados. Esta iniciativa se crea con el objetivo de dar respuesta a una necesidad no cubierta hasta ahora desde el ámbito público, como es la de ofrecer un espacio para el descanso de los animales de compañía. La apertura de ‘El Parque’ se enmarca dentro de las acciones que el Ayuntamiento viene implementando para proteger y promover el cuidado de los animales en la ciudad en colaboración con asociaciones y protectoras.

El nuevo cementerio de animales de compañía, que ha supuesto una inversión de 1.168.846,37 euros, se encuentra ubicado en una parcela del Parque Cementerio de Málaga (San Gabriel), aunque tanto las instalaciones como los equipamientos y los servicios que presta son independientes. El complejo está formado por un edificio de planta circular con una superficie total de cerca de mil metros cuadrados para la atención a la ciudadanía (zona de recepción, despacho administrativo, despacho para veterinarios, sala de entrega de cenizas, aseos y sala de despedidas), un crematorio independiente capaz de albergar animales de hasta 200 kilogramos y, en el exterior, unos jardines para el depósito de las cenizas en urnas y un área habilitada como zona de enterramiento en un entorno natural, ambos en régimen de arrendamiento.

Servicio integral

Además de cremaciones y entierros, el cementerio también oferta otros servicios como la recogida y traslado de animales muertos o la celebración de actos de despedida, además de contar con el apoyo del equipo psicológico de Parcemasa y servir de nexo con veterinarios para cualquier gestión. Igualmente, desde ‘El Parque’ se promoverá la adopción responsable de animales. El objetivo, por tanto, es ofrecer un servicio integral, desde la retirada del animal fallecido y su traslado a la cámara frigorífica específica para animales hasta la gestión de la unidad de enterramiento o la entrega de las cenizas si se opta por la cremación.

Las instalaciones han sido construidas con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética, de forma que el edificio funciona de manera autónoma gracias a un sistema de paneles fotovoltaicos para autoconsumo de 20 kW que proporcionan energía para iluminación, domótica, ventilación, climatización y cámaras frigoríficas, así como para recargar el vehículo 100% eléctrico adquirido para el traslado de los animales. Además de quedar integrado en el entorno, el edificio también pretende prestar apoyo y visibilidad a la cultura, la formación y la conservación de la naturaleza mediante talleres, conferencias o exposiciones. En este sentido, el interior del inmueble está decorado con una selección de obras pictóricas del artista Pablo Alonso Herráiz.