Asier Unciti-Broceta, natural de Algeciras ha descubierto un fármaco contra el cáncer: La pastilla NXP900 que puede llegar a inhibir una proteína presente en tumores en fases muy avanzadas. Una muestra del empuje de los andaluces en el campo de la investigación científica, estén en el lugar que estén.

En un avance sin precedentes, el catedrático de química médica Asier Unciti-Broceta, ha sido el cerebro detrás del desarrollo de un nuevo medicamento con el potencial de cambiar el paradigma del tratamiento del cáncer. Conocido como NXP900, este fármaco es el resultado de una década de investigación y promete ser una arma poderosa contra varios tipos de tumores malignos, especialmente los que se encuentran en fases avanzadas.

Un desarrollo multimillonario

El proyecto fue inicialmente parte del Instituto de Genética y Cáncer de la Universidad de Edimburgo. En 2021, Nuvectis Pharma, una empresa farmacéutica estadounidense, adquirió los derechos para desarrollar el medicamento por más de tres millones de euros. El inicio de los ensayos clínicos está previsto para este verano, marcando un paso crítico hacia la aprobación del fármaco.

Inhibición específica de proteínas

El fármaco posee, según los estudios previos, una «gran eficacia» para tratar una serie de tumores. Inicialmente se va a enfocar en el cáncer de mama aunque también podría ser indicado para tratar otro tipo de cánceres, como por ejemplo el cáncer de colon.

NXP900 se destaca por su habilidad para inhibir una proteína específica conocida como SRC. Esta proteína juega un papel crucial en la proliferación de células cancerosas y su capacidad para metastatizar. “Es un fármaco clásico con un método más innovador«, explica Unciti-Broceta, quien añade que la inhibición de esta proteína podría ser un avance monumental en la lucha contra el cáncer.

Asier Unciti-Broceta: El rostro humano del Descubrimiento

Unciti-Broceta no es ajeno al reconocimiento. Este año, fue galardonado con una de las Banderas de Andalucía en la provincia. Desde un «pequeño laboratorio» con solo un estudiante de doctorado al inicio, su trabajo ha llevado a uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la Universidad de Edimburgo.

Aunque el fármaco está diseñado para tratar y no prevenir el cáncer, su precisión a nivel molecular podría hacer que los tratamientos convencionales, como la quimioterapia, queden obsoletos. «Esto es el futuro», afirma Unciti-Broceta, que señala que el siguiente paso en el tratamiento del cáncer es el desarrollo de inmunoterapias más efectivas.

Otros avances del catedrático Asier Unciti-Broceta

Además, de forma paralela, el algecireño también está trabajando en un implante metálico que podría liberar el compuesto necesario directamente en el sitio del tumor. Este enfoque también podría aplicarse para el tratamiento del dolor, abordando los problemas de adicción asociados con los opioides.

El desarrollo de NXP900 podría ser un punto de inflexión en la forma en que entendemos y tratamos el cáncer. No solo representa una nueva arma en la lucha contra esta enfermedad, sino que también demuestra cómo la investigación y la colaboración interdisciplinaria pueden resultar en avances revolucionarios que tienen el potencial de salvar vidas.