• Sector pesquero: estratégico, motor de empleo y dinamizador de riqueza en Andalucía
  • El Gobierno andaluz protege la Economía Azul que es progreso, empleo, futuro y desarrollo sostenible

En el Día de la Gente de Mar, el PP de Andalucía reconoce y defiende la labor de nuestros hombres y mujeres de la mar. Un sector estratégico para nuestra tierra que el Gobierno andaluz quiere poner en valor en Europa. En este sentido, el consejero de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Ramón Fernández-Pacheco, anunció 30 millones de euros en ayudas para los tres próximos años. Con esto desde el Gobierno del Partido Popular de Andalucía contribuiremos a que el sector pesquero se mantenga como motor de empleo, sea dinamizador de riqueza y rentable para atraer a los jóvenes.

Además, el Gobierno de Juanma Moreno ha aprobado una línea de ayudas de 5 millones de euros para impulsar las inversiones en comercialización y transformación, áreas en las que la pesca y la acuicultura tienen un elevado potencial de crecimiento. Estas subvenciones van a permitir realizar campañas de promoción de los productos pesqueros y acuícolas y fomentar la comercialización, aportando valor añadido a los productos y a través de los envases y en la presentación de los productos pesqueros y acuícolas.

Este mismo martes, el Consejo de Gobierno de Andalucía ha tomado conocimiento de la convocatoria de ayudas por la paralización temporal de la actividad de la flota pesquera y marisquera con puerto base en Andalucía en el presente año 2024, dotada con algo más de 8,7 millones de euros y de la que se verán se verán beneficiados más de 1.000 barcos y más de 4.000 tripulantes.

Esta convocatoria se dirige a compensar la parada en la modalidad de palangre en superficie del Mediterráneo (dotadas con 750.000 euros); la de cerco del Mediterráneo (640.000 euros); el cerco que trabaja en el caladero del Golfo de Cádiz (1,4 millones de euros); del arrastre del Golfo de Cádiz (1,75 millones de euros); así como la de artes menores afectada por el Plan de Gestión para la captura de la chirla en el Golfo de Cádiz (casi 1,3 millones de euros). Además, también se beneficiarán de estas ayudas la flota de artes menores afectada por el Plan de Gestión para la pesquería de rastros o dragas mecanizadas en el litoral Mediterráneo de Andalucía (390.000 euros); los mariscadores a pie afectados por el cierre de la captura de coquina (470.000 euros); y, finalmente, la modalidad de artes menores que opera con artes específicos para la captura de pulpo en el caladero nacional del Golfo de Cádiz (980.000 euros).

Estas ayudas suponen un importante respaldo para contribuir a la continuidad de la propia actividad pesquera y marisquera y son una prueba de la importancia que tienen desde el punto de vista económico y social, garantizando el mantenimiento de las empresas y del empleo de estos sectores.

En el pasado año, se publicaron convocatorias de ayudas por valor de 12,1 millones de euros para que armadores, tripulantes y mariscadores pudieran hacer frente a las paradas biológicas establecidas. Estas ayudas se traducen en el beneficio de más de 2.800 profesionales de la pesca, 700.000 euros destinados a los mariscadores a pie y 2,4 millones de euros para la flota de arrastre del Mediterráneo.

Economía azul: 11,09 % del PIB de Andalucía

La economía azul aporta ya el 11,09 % del PIB en Andalucía. Nuestra comunidad es la única en España que tiene una Consejería dedicada a la economía azul. De esta forma, uno de cada diez empleos está vinculado a actividades relacionadas con el mar. En total, 122.300 empleos y unas 35.000 empresas en la economía andaluza, de las que entre 4000 y 5000 son pymes, además de grandes compañías e instituciones.

Como afirma Fernández-Pacheco: “Andalucía puede, y debe, ser punta de lanza en la economía azul. Apoyar la investigación y la importante cantera de proyectos de I+D+i es fundamental para seguir creciendo y fortaleciendo el sector, y también lo es apoyar a todos y cada uno de los emprendedores, las empresas y quienes trabajan en economía azul para ofrecerles una ‘autopista’ de recursos y opciones. Este es uno de los objetivos de la Consejería, y el motivo de la elaboración de la primera Estrategia Andaluza de Economía Azul Sostenible, la denominada ‘EA2’«.

Esta Estrategia busca la complicidad entre todos los sectores, lo que permite ser más certero a la hora de dirigir las políticas de acción de cara al futuro. Además, parte de una premisa clara: hay que propiciar el equilibrio entre el desarrollo económico y social, y la conservación y la protección ambiental.