Más de 100 profesionales se forman en la atención y detección de la violencia de género en menores, actuación que forma parte del plan de formación continua del Instituto Andaluz de la Mujer, realizada en Cádiz, Jaén y Málaga

El papel esencial de la formación en la lucha contra la violencia de género en menores en Andalucía

Durante abril, más de un centenar de profesionales en Andalucía recibieron una formación crucial para hacer frente a uno de los retos más urgentes de nuestra sociedad: la violencia de género en la adolescencia. En un esfuerzo conjunto de Cádiz, Jaén y Málaga, el plan de formación continua del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) se centró en brindar herramientas a aquellos que trabajan de cerca con mujeres y adolescentes, incluyendo al personal de los centros provinciales y municipales de la mujer y a profesionales de diversas disciplinas en contacto directo con esta problemática.

La formación, que destacó por su enfoque integral, abordó temas esenciales como la detección y primera acogida de menores víctimas de violencia de género, así como el acompañamiento a las chicas y sus familias. La coordinación y gestión conjunta del riesgo también se destacó durante las sesiones de trabajo, revelando la necesidad de un enfoque colectivo y coordinado para enfrentar este desafío.

Los cursos fueron impartidos por las profesionales del Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género del IAM. Este equipo compartió conceptos generales y características particulares de la violencia machista en jóvenes, proporcionando a los asistentes estrategias y herramientas esenciales para la detección temprana de la violencia de género. Asimismo, enfatizaron la importancia de la primera acogida y la derivación a los servicios especializados, tales como los Centros Provinciales de la Mujer y los Centros Municipales de Información a la Mujer.

El interés en estos cursos fue notable, con casi 200 solicitudes para un total de 105 plazas disponibles. Entre los asistentes se encontraban profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad, servicios sociales comunitarios, salud, protección de menores, así como del ámbito educativo, psicología y trabajo social.

Gran esfuerzo por parte del Instituto Andaluz de la mujer

Olga Carrión, directora del IAM, destacó la importancia de estos programas de formación, resaltando su doble propósito: mejorar la atención a las víctimas y avanzar en la detección proactiva de casos. Subrayó además las dificultades que enfrentan familias y profesionales para ayudar a las menores a hablar sobre sus experiencias y reconocer la violencia de género que sufren.

En un esfuerzo adicional por brindar soporte a las jóvenes víctimas, el IAM ofrece un programa de atención psicológica dirigido a menores que han sufrido violencia de género. Este recurso ofrece atención individual y grupal a adolescentes entre 14 y 17 años, y además brinda orientación e información a los padres y tutores de las menores atendidas. En 2022, este programa logró asesorar a 291 padres y madres, y brindó ayuda a 192 chicas en toda Andalucía, de las cuales más de la mitad eran nuevas usuarias.

Estos esfuerzos en formación y atención directa subrayan el compromiso de Andalucía en la lucha contra la violencia de género, mostrando que la educación y la acción conjunta son pilares esenciales para erradicar este flagelo y proteger a las menores de nuestra sociedad.