• Aprobada la iniciativa del PP que reclama la ejecución urgente de las obras del Estado.
• José Ramón Carmona: “Sánchez no es culpable de que no llueva pero sí de agravar la sequía al no hacer estas infraestructuras, ya no caben excusas”
• El PP presiona junto al gobierno andaluz para que el Gobierno de España convoque ya la Mesa Nacional de la Sequía

El Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy una iniciativa del PP en la que se reclama al Gobierno de España que con carácter prioritario y urgente financie y ejecute ya las infraestructuras hidráulicas pendientes de interés general en Andalucía, ante la grave situación de sequía que ya sufre el campo andaluz.

El portavoz de agricultura del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Ramón Carmona, ha recordado que la sequía es hoy la principal preocupación de los agricultores y ganaderos andaluces, y que la situación tanto de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir –al 28% de su capacidad hídrica- como de las cuencas intracomunitarias, -al 36%- está provocando ya un coste añadido para los ganaderos, que se ven obligados a comprar forraje ante la falta de pasto para alimentar a su ganado.

Dijo que “Sánchez no es culpable de que no llueva, pero sí de agravar la sequía al no hacer las infraestructuras del Estado que llevan años pendientes en Andalucía”, y que afectan a las ocho provincias, y añadió que los fondos Next Generation son una oportunidad para poner en marcha estas obras.

Carmona recordó que el gobierno andaluz “ya se anticipó y ha puesto en marcha obras y proyectos”, así como la aprobación el pasado mes de Junio del decreto de sequía. En este sentido, se unió a la presión que está ejerciendo el gobierno andaluz al Gobierno de España para la convocatoria de la Mesa Nacional de la Sequía, y bonificaciones fiscales para los cultivos más dañado y para los agricultores.

El portavoz popular aseveró que el gobierno de Juanma Moreno “no se va a quedar quieto y hará todos los esfuerzos para que estas infraestructuras se ejecuten desde el Gobierno de España”.

La Proposición no de Ley aprobada pide concretamente la ejecución de la totalidad de las obras hidráulicas de interés general del Estado relativas al cumplimiento del Trasvase del Condado de Huelva, aprobado por la Ley estatal 10/2018, de 5 de diciembre, sobre la transferencia de recursos de 19,99 hm³ desde la Demarcación Hidrográfica de los ríos Tinto, Odiel y Piedras a la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, y en concreto el desdoblamiento del Túnel de San Silvestre, la Presa de Pedro Arco, la terminación de la Presa de Alcolea, el Canal de Trigueros y la ampliación de los bombeos de Bocachanza.

A ello se le suma la ejecución de las obras hidráulicas de interés general del Estado en la provincia de Almería relativas a la ampliación de la desaladora de Carboneras, la reparación y ampliación de la desaladora del Bajo Almanzora; la ampliación de la desaladora del Campo de Dalias; además de la instalación de instalaciones de energía renovables que garanticen un precio sostenible del agua desalada. Así mismo exigimos la ejecución de la conducción para agua desalada de la Venta del Pobre a Tabernas para garantizar el abastecimiento humano y la sostenibilidad del regadío; y la conducción de agua desalada a Adra desde la desaladora del Campo de Dalías; también en la provincia de Almería.

La iniciativa parlamentaria también reclama la totalidad de las conducciones de la Presa de Rules en Granada y las de la Presa de Siles en Jaén, el aseguramiento de las dotaciones a Andalucía procedentes del trasvase Tajo-Segura, y la aprobación por el Consejo de Ministros del trasvase de Iznájar a la Comarca de Antequera para garantizar el suministro de agua potable necesario para el consumo humano en la zona.

El saneamiento integral de la Costa del Sol Occidental, la Presa de Gibralmedina y sus conducciones derivadas en la provincia de Cádiz, y la desaladora de la Axarquía y la ampliación y reforma de la desaladora de la Costa del Sol Occidental en la provincia de Málaga se incluyen también entre las reclamaciones, que también recuerda las obras de encauzamiento de los ríos Guadalhorce en Málaga, a través de la sustitución del puente de la Azucarera como solución definitiva a los problemas de inundabilidad a la ciudad de Málaga y de los ríos Antas, Andarax y Adra en la provincia de Almería, y el encauzamiento del río Guadarranque a su paso por San Roque en la provincia de Cádiz.

Por último, los populares incluyen entre sus reivindicaciones la ampliación y modernización de los regadíos del Genil-Cabra en las provincias de Córdoba y Sevilla así como el estudio de la creación de una zona regable con los excedentes de la Presa de la Colada en el Valle de los Pedroches.