•    El Parlamento andaluz aprueba, con el voto en contra de PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía, una iniciativa no de ley del PP de Andalucía en defensa de la autonomía y para denunciar los agravios continuos del Gobierno de Sánchez a la comunidad y defender los intereses de Andalucía.

•    El secretario general del PP de Málaga y diputado regional, José Ramón Carmona, denuncia “una estrategia calculada del PSOE andaluz para perjudicar a Andalucía por motivos electorales”

José Ramón Carmona, secretario general del PP de Málaga y diputado regional , denuncia “una estrategia calculada del PSOE andaluz para perjudicar a Andalucía por motivos electorales

José Ramón Carmona, secretario general del PP de Málaga y diputado regional en el Parlamento de Andalucía

El secretario general del PP de Málaga y diputado autonómico José Ramón Carmona  ha reprochado esta tarde que el PSOE de Andalucía haya arrojado la toalla en la defensa de los intereses de Andalucía y mantenga un silencio cómplice ante los continuos agravios del Gobierno de Pedro Sánchez a la comunidad autónoma. “¿Cuándo dejaron de defender Andalucía?”, se ha preguntado, “el problema es que se le han visto las vergüenzas, y que solo hablaban de Andalucía porque gobernaban”.

Carmona ha defendido en el pleno una iniciativa no legislativa en defensa del Estatuto de Autonomía y la Constitución como garantía de la igualdad, con la que se ha querido poner de manifiesto que los compromisos suscritos con los partidos independentistas que han permitido la investidura de Pedro Sánchez “suponen que estos agravios no solo no se corrijan, sino que se añadan nuevos privilegios a otras regiones que ahondan en la desigualdad entre los españoles y su discriminación según la Comunidad Autónoma donde residan, incumpliendo lo prescrito en la Constitución y en nuestro Estatuto”.  Una propuesta que ha contado con el rechazo de PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía.

En su intervención, el diputado por Málaga ha destacado que la reforma del sistema de financiación sigue paralizada, lo que supone, “como bien sabe la Vicepresidenta cuarta y Ministra de Hacienda y Función Pública del Gobierno de España”, que Andalucía deje de percibir más de 1.000 millones de euros anuales.

“Todos coincidimos en que hoy un andaluz recibe menos dinero de media para ser atendido en todos los servicios públicos que han de prestarse, y también deberíamos coincidir en que no puede ir aumentándose esa cantidad que dejamos de percibir, y en que es más necesario que nunca un fondo extraordinario como ha pedido la Junta de Andalucía y el presidente Juanma Moreno una y otra vez, que equilibre y corrija esta infrafinanciación”.

Y se ha referido también a las decenas de obras hidráulicas que el Gobierno central sigue sin ejecutar en Andalucía, o la necesidad de avanzar con las infraestructuras de transporte pendientes.

“Si ahora estamos de acuerdo en que hay agravios, ¿por qué el PSOE andaluz los permite?, ¿tienen acaso una estrategia para tratar de debilitar a Andalucía?, ¿es que creen desde el PSOE que el ataque y el agravio a Andalucía les favorece política o electoralmente?”, ha señalado.

Carmona ha apelado entonces al espíritu de Antequera para valorar que hace 45 años “fue el peso demográfico de Andalucía y la fuerza de nuestra tierra la que supuso el contrapeso para que España no avanzara a dos velocidades”. Y tras aseverar que “Andalucía respeta y respetará la diversidad, pero no permitirá la desigualdad”, ha reprochado que con la tramitación de la ley de amnistía el PSOE “ha cruzado todas las líneas rojas”.

“La última es entregar Pamplona a los que defendían a ETA”, ha lamentado, “ya sabemos que lo siguiente será un referéndum y la imputación de delitos a jueces, y vía libre a investigar al CNI y a jueces”.

Por todo ello, ha instado a los diputados del PSOE andaluz a que “no rehúyan su responsabilidad histórica”. “¿En serio que ni uno de ustedes, ni siquiera internamente, va a levantar la voz y decir que no cuenten con ustedes en la deriva alocada de abrazar a los que quieren destruir España y que Andalucía sea una tierra subyugada o de segunda?”, se ha preguntado. “Tuvieron la oportunidad de rectificar y trabajar por el bien de los andaluces y la soberbia y el silencio cómplice no se lo permitió”.

Entre otras propuestas, la iniciativa exige al Gobierno de Sánchez un calendario de compromisos sobre la nueva propuesta del sistema y modelo de financiación autonómica, la modificación del Plan Estratégico de la PAC para paliar el agravio a Andalucía, y el reconocimiento de la singularidad andaluza debido a su déficit hídrico estructura, así como el impulso a un gran acuerdo nacional del agua.

En materia de defensa del Estado de Derecho, la propuesta reclama al Ejecutivo de Sánchez un recurso de inconstitucionalidad contra la Proposición de Ley Orgánica para la normalización institucional, social y política en Cataluña; el cese de las injerencias en el trabajo de órganos jurisdiccionales y la protección de la Constitución y la igualdad de los españoles ante la ley y la solidaridad entre los distintos territorios.