• El tren litoral es una reivindicación histórica y esencial para el avance de la provincia malagueña
  • La sociedad civil malagueña reclama la urgencia y prioridad de esta infraestructura ferroviaria
Tren litoral Málaga

En medio de la innumerable lista de agravios ferroviarios a Andalucía, Málaga no para de levantar la voz por la implementación del tren litoral. El proyecto, que ha sido postergado durante años, es una necesidad irrenunciable. Además, la conexión de Bobadilla-Algeciras sufre un retraso histórico, y urge mejorar una red de Cercanías, que acumula más de 50 incidencias a la semana, y que para conectar las dos principales ciudades del litoral Mediterráneo (Málaga y Algeciras) son necesarios 100 kilómetros en autobús.

Marbella, la segunda ciudad más importante de la provincia, la quinta en número de empresas en Andalucía y con más de 100.000 habitantes, sigue sin conexión ferroviaria. Es necesario conectar la costa oriental con la occidental para potenciar el desarrollo de Málaga y con ello, el de Andalucía.

Destacamos los beneficios que traería el tren litoral:

  • Mejora de la movilidad: Facilitaría el desplazamiento diario de las personas que viajan por motivos laborales, reduciría tiempos de viaje y reduciría la circulación en carretera.
  • Desarrollo de una movilidad más sostenible: Aliviaría la circulación de millones de vehículos por carretera y reduciría el impacto medioambiental asociado.
  • Impulso al crecimiento socioeconómico: Sería un factor clave para el crecimiento turístico del conjunto de la Costa del Sol.
  • Competitividad: Hacer de Málaga uno de los destinos más competitivos del Mediterráneo.
  • Beneficios económicos: Se estima que podría estar compensado en unos cinco años, con un beneficio social en 30 años de 24.500 millones de euros.
  • Integración social: Generaría una zona más dinámica económicamente, beneficiando no solo a las ciudades por las que pase, sino a todo el entorno.
  • Conectividad: Conectaría Málaga y Marbella por tren, la única ciudad española de más de 100.000 habitantes que aún no tiene esta infraestructura.

El tren litoral es una reivindicación histórica y esencial para el avance de la provincia, siendo la única solución viable para garantizar su desarrollo económico y social futuro.

La sociedad civil malagueña (representantes del sector empresarial y económico, de los sindicatos, del ámbito turístico, de los colegios profesionales, la Universidad de Málaga, entidades culturales como el Ateneo o la Academia de Bellas Artes de San Telmo, organizaciones científicas como la Academia de Ciencias o expertos en movilidad), reconocen la urgencia y prioridad de esta infraestructura. Exigen al Gobierno de Sánchez su pronta implementación para mejorar la movilidad, considerando no solo la extensión hacia Marbella y Estepona, sino también la conexión hacia la zona este.

La demora y dejadez del Gobierno de Sánchez en el desarrollo de infraestructuras tan necesarias como el tren litoral, refleja la falta de compromiso en una red vital para el desarrollo de la provincia malagueña. A pesar de las claras necesidades y beneficios que aportaría el proyecto, la inacción y el desinterés ha generado un estancamiento que perjudica directamente a los andaluces y al potencial de crecimiento de Andalucía.