• El presidente de los populares andaluces subraya que “dividir la sociedad es el camino más corto para el fracaso total y colectivo de un país” y aboga por trabajar por una sociedad cohesionada y unida con el único objetivo de progresar y avanzar
  • Defiende que con la inclusión de Carmen Crespo en la candidatura del PP a las europeas, los andaluces y el conjunto de los españoles “tenemos la oportunidad de tener una voz potente para defender los intereses del sector agrícola y ganadero”

El presidente el PP de Andalucía y del gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha animado a los andaluces a que el próximo 9 de junio “salgan a mostrar de forma clara su disconformidad contra el maltrato permanente” al que el Gobierno de Pedro Sánchez somete a Andalucía en materia de financiación o infraestructuras. Y tras reflexionar acerca de que “dividir la sociedad es el camino más corto para un fracaso total y colectivo” de un país, ha abogado por “dejar de dividir a los españoles en buenos y malos y trabajar por una sociedad cohesionada y unida con un solo objetivo, avanzar y progresar”.

Durante un acto en Málaga junto al presidente del Partido Popular Alberto Núñez Feijóo, en el que se ha conmemorado el primer aniversario del triunfo en las pasadas elecciones municipales, Moreno ha querido subrayar que las europeas no son unos comicios cualquiera, sino que nos jugamos muchas cosas”. “Pueden suponer o un respaldo y consolidación de las peores políticas practicadas en España desde la restauración de la democracia por Pedro Sánchez o abrir la puerta de par en par al cambio político en nuestro PAÍS de la mano de Alberto Núñez Feijóo”.

“Que nadie piense que el 9 de junio le va a salir gratis a los españoles”, ha insistido, “nos jugamos el presente y el futuro de nuestro país, y por eso nos las vamos a tomar muy en serio”.

En este punto, ha recordado que el 70 por ciento de la normativa que asumen las ciudades y pueblos de toda España es europea, o que gran parte de los fondos con los que se construyen la alta velocidad, las autovías, las grandes infraestructuras, en suma, proceden de la UE. “Por tanto, tener capacidad de influencia en la Unión Europea es importante para Andalucía y para España”.

Además, ha puesto el acento en la importancia de defender los intereses de Andalucía en Europa “con una voz clara, nítida y con conocimiento”. “Andalucía es agua, es agricultura, es ganadería, es pesca; Andalucía alimenta a 500 millones de europeos”, ha detallado, “pero Andalucía no puede seguir siendo la primera potencia agrícola de España, no puede seguir produciendo ni creando empleo si no tenemos agua”.

Por ello, ha considerado que con la inclusión de la ex consejera Carmen Crespo y de Juan Ignacio Zoido en la candidatura del PP a las europeas, “los andaluces, y también el conjunto de los españoles, tenemos la oportunidad de tener una voz potente para defender los intereses del sector agrícola y ganadero”.

Y ha elogiado que, gracias al trabajo duro del Partido Popular, frente a una visión más centroeuropea “incapaz de entender que en el sur de Europa nos morimos de sed y no podemos producir, ahora ya se habla de agua en la Comisión Europea”. “Pero pedimos más, pedimos que haya planes de agua, un plan estratégico, un comisario de Agua y, sobre todo, pedimos que lleguen fondos europeos para hacer todas las obras hidráulicas que necesita nuestra comunidad y el resto de regiones del sur de Europa”.

Más allá de defender los intereses de Andalucía en la UE, Moreno ha reflexionado acerca de la necesidad de que los andaluces expresen el 9J un “mensaje potente y claro” de que “Andalucía no puede pasar un minuto más con tantos agravios, tanto maltrato y tanto desdén por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

“¿Qué hemos hecho los andaluces para merecer esto?”, se ha preguntado, “porque aquí haya una hay una mayoría social que apuesta de manera clara, contundente y reiterada por las políticas del PP, ¿las políticas de Sánchez tienen que castigarnos?”. Y se ha detenido a continuación en enumerar cómo se ha perjudicado a nuestra comunidad en el reparto por habitante de los Fondos Next, con la PAC o con los fondos para las universidades públicas.

Moreno ha lamentado que con el actual sistema de financiación autonómica nuestra comunidad recibe cada año 1.500 millones de euros menos que el resto de regiones. “1.500 millones un año, otro año, otro año… son decenas de miles de millones de euros que son oportunidades para todos los andaluces, lo que significa que no estamos compitiendo con el resto de comunidades autónomas en igualdad de condiciones, sino que estamos compitiendo con una mano atrás atada a la espalda”.

“Pero eso sí, después los líderes del Partido Socialista nos piden más esfuerzo en sanidad, más esfuerzo en educación, más esfuerzo en dependencia cuando tenemos menos recursos que el resto de comunidades autónomas de España”.

“Y a pesar de ello, metemos más recursos que nunca en los servicios públicos en la historia de Andalucía”, ha subrayado, “por eso hay que entender que este 9 de junio sirve también para enviar desde Andalucía un mensaje potente y claro de que no vamos a aguantar ni un maltrato más”.

“Como presidente de Andalucía, de todos los andaluces, me hayan votado o no me hayan votado, yo quiero defender con respeto, pero también con toda la dignidad y fuerza del mundo, que Andalucía no es menos que nadie”.

“Andalucía tiene derecho a ser una gran potencia económica y social, tiene derecho a que nuestros hijos y nuestros nietos tengan las mismas oportunidades que un catalán o que un vasco”, ha reclamado, “Andalucía es España y quiere ser España de primera, y eso no se puede hacer con el Gobierno de Sánchez, sino solo con un gobierno sensato, equilibrado, ponderado, que entienda España en igualdad y que entienda perfectamente los equilibrios territoriales y la importancia de la solidaridad interterritorial”.

En este punto, Moreno ha reflexionado acerca de cómo las sociedades unidas, cohesionadas y con objetivos comunes son las que avanzan, para lamentar que en España, por el contrario, “tenemos un presidente del Gobierno que se afana todos los días en dividir la sociedad, en buscar confrontación, en levantar muros entre los españoles buenos y los españoles malos porque no piensan como yo”. Por eso, ha abogado porque los andaluces derriben los muros derribar los muros que está construyendo Sánchez.

“Dejemos de dividir españoles entre españoles buenos y españoles malos y trabajemos para hacer una sociedad cohesionada y unida con un solo objetivo: progresar, avanzar, mejorar, tener empleo para nuestros hijos, nuestros nietos, tener vivienda y hacer de este país una gran potencia económica y social, como debemos de ser”.

“Dejemos de dividir, sumemos, pero eso tampoco lo puede hacer Sánchez”, ha concluido, para animar a los andaluces a participar en unos comicios “que van a cambiar España para siempre”.