•    El presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, garantiza un gobierno de estabilidad política, económica y social para seguir generando confianza y progreso

•    Recalca que los intereses de Andalucía “siempre están por encima del partido” y que será igual de exigente con Núñez Feijóo que como lo es ahora con Pedro Sánchez.

•    Alerta del retroceso que supone “la sopa de letras” de los partidos de la izquierda que ya anuncian subidas de impuestos si llegan a gobernar. “Será volver a la peor casilla de salida posible”:

El presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este miércoles, que la próxima legislatura aprobará una segunda bajada masiva de impuestos en Andalucía que tocará “casi todas las figuras tributarias”. “Casi todas estarán vinculadas a nuestro sistema productivo porque queremos estimularlo y al mismo tiempo quitarle carga fiscal a las clases medias y trabajadoras. Hay que reactivar también el consumo de las familias andaluzas porque así nos lo trasladaron los empresarios, y además con todo el sentido del mundo”.

En Sevilla, en un acto en la Confederación de Empresarios de Andalucía junto al presidente de esta organización, Javier González de Lara, y al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, Moreno ha recordado que la bajada masiva de impuestos que puso en marcha el Gobierno del cambio en Andalucía ha logrado que haya en nuestra tierra 280.000 nuevos contribuyentes y que la recaudación fiscal haya aumentado en 1.000 millones de euros. “Hemos pasado entre estar entre las cuatro comunidades de España donde más impuestos se pagaban a estar entre las cinco que menos impuestos pagan”.

El presidente popular ha defendido igualmente los tres decretos de simplificación normativa aprobados por su Gobierno, que suman un total de 400 medidas de simplificación y mejora de la regulación, además de un centenar de normas agilizadas. Criticó que haya sido recurrido por la izquierda, “algo que no entiendo”, dijo, y destacó igualmente la aprobación de la LISTA. Una nueva ley del suelo “que ha desbloqueado el PGOU en centenares de ayuntamientos y supone el adiós a dos décadas de laberinto burocrático que impedía la llegada de inversiones”.

Insistió en que “esa es la mentalidad que deben tener las administraciones” porque si un inversor “tiene que estar dos décadas esperando al final se va a otro sitio”.

Para ayudar a las empresas andaluces, Moreno recordó también que Andalucía fue la primera comunidad que puso en marcha una línea de avales de garantía, y que se concedieron un total de 4.164 por un importe de 118 millones de euros. Esto permitió mantener o crear 17.512 empleos y más de 300 millones de euros de inversiones asociadas. Igualmente, desde el Gobierno del cambio también se dieron ayudas a 55.456 empresas por un montante de 252 millones para mantener el empleo de 176.795 trabajadores que estaban en un ERTE.

Juanma Moreno recordó también la fuerte apuesta de su Gobierno por los trabajadores autónomos, y que en los dos últimos años se han movilizado 424 millones en 211.000 ayudas, “un hito histórico jamás alcanzado en Andalucía”. De esta manera “hemos creado el germen de muchas empresas”, aunque muchos no prosperarán como ocurre muchas veces otros sí lo harán “y ya conozco a unos cuentos que no solo se han dotado de su propio empleo sino que lo generan a terceras personas y con el tiempo serán una pequeña y mediana empresa”.

La creación de empleo es otra de las apuestas del Gobierno de Moreno, y durante esta legislatura ha logrado que “uno de cada cuatro empleos que se crea en España sea en Andalucía, y en el último año se han creado más de 165.000 empleos en Andalucía”. No olvidó el presidente andaluz que de todo el empleo generado el último año “105.100 son empleos femeninos”.

Moreno también se felicitó porque, tras conocer ayer mismo los datos de las exportaciones del primer trimestre del año, “Andalucía supere su propio récord con cerca de 10.200 millones y un crecimiento anual por encima del 28%, lo cual supone cuatro puntos más que la media).

El Producto Interior Bruto es otro de los indicadores que demuestra en buen camino de Andalucía, dado que también ha crecido el último año un 6,8%, “cuatro décimas también por encima de la media nacional”. Igualmente, “el índice de producción industrial creció en marzo más del doble que a nivel nacional y la inversión extranjera en 2021 supuso el mejor resultado en once años, con 965 millones de euros cuando antes captábamos la misma inversión extranjera que Asturias”.

A pesar de los buenos resultados reconoció que todavía hay “turbulencias” provocadas por la pandemia y la inflación, así como por “un mal Gobierno de España”. Por eso, remarcó que “yo puedo hacer reformas en Andalucía, pero necesito que el Gobierno de la nación, que tiene instrumentos y muy poderosos acompase esas reformas que hacemos en las comunidades para llegar más lejos y más rápido”. Y eso, lamentó, “desgraciadamente no está ocurriendo España”.

Por eso, reconoció que todo se está realizando “con una mano atada a la espalda” porque “estamos mal financiados”. “Sabemos que es muy difícil el nuevo modelo de financiación, pero sí hay elementos de compensación, porque cada día que pasa son cuatro millones de euros de infrafinanciación que tiene Andalucía, y eso al año son 1.000 millones de euros”.

“Me hace mucha gracia ese andalucismo de titular que tiene el partido socialista, porque se arruga a la primera de cambio. Cuando gobernaba Rajoy yo voté a favor en el Parlamento de Andalucía de la iniciativa de la hoy ministra Montero d de que Andalucía tenía una descompensación de 4.000 millones de euros”, recordó Moreno. Y remachó: “Los intereses de Andalucía siempre van a estar por encima de los intereses de mi partido, y Alberto Núñez Feijóo sabe perfectamente que mi nivel de exigencia en términos de recursos para Andalucía va a ser exactamente el mismo que tengo ahora con Sánchez”.

De cara al desarrollo de Andalucía, Moreno también ha apelado al diálogo social, “algo fundamental en las sociedades”, y agradeció el y reconoció “la función social de autónomos y empresarios”. “No siempre habrá conflictos en el ámbito laboral pero agradezco una vez más al presidente de la CEA el esfuerzo que ha hecho para poder encauzar los que hubo, porque hay que tener audacia e inteligencia y a través del diálogo social arreglar esos problemas”.

Por último, quiso analizar el bloque de ocho partidos de izquierda que “es una sopa de letras que ya me tiene perdido”, y lamentó que hayan “dicho de forma muy clara” que si gobiernan en Andalucía “volverá el impuesto de Sucesiones y Donaciones y que subirán los impuestos para compensar los servicios públicos”.

Así, dijo que ahora mismo “estamos en una encrucijada y que las opciones son seguir avanzando o retroceder”, y con el Gobierno del cambio “se ha avanzado con determinación y firmeza” mientras que lo contrario sería “volver a la casilla de salida, pero no a cualquier casilla de salida, sino a la peor de las casillas posibles”.