• Los populares dicen que es un reconocimiento a su “importante labor en la gestión sanitaria” y una “declaración de intenciones para la nueva legislatura”
• El coordinador general reprocha las “políticas catastróficas” de Sánchez y advierte de que los impuestos a la banca y eléctricas tendrán un efecto boomerang en la ciudadanía

El Partido Popular de Andalucía celebra la propuesta anunciada por Juanma Moreno para que el cabeza de lista del PP por Córdoba en el Parlamento andaluz y consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, presida la Cámara autonómica en su XII Legislatura.

Para los populares andaluces, se trata de un reconocimiento a “la labor importantísima y brillante que Aguirre ha realizado en la gestión sanitaria”, al mismo tiempo que es “toda una declaración de intenciones para la nueva legislatura elegir un perfil como éste para presidir el Parlamento, con su humanidad, empatía y diálogo”.

El coordinador general del PP de Andalucía, Antonio Repullo, ha destacado que Aguirre “es una persona de consenso y de carácter conciliador que sabe tender la mano permanentemente a todas las personas” y ha considerado que su propuesta para presidir la Cámara autonómica “es un gran acierto”.

“Aguirre ha afrontado el peor momento que se ha vivido de la Junta, luchando contra una pandemia que dejaba una situación muy compleja y en la que el consejero ha estado dando soluciones y alternativas”, ha subrayado.

Con ello, Repullo ha trasladado la enhorabuena a Aguirre por su propuesta y ha indicado que “es un orgullo que, por primera vez, un cordobés del Partido Popular vaya a presidir el Parlamento de Andalucía”.

EFECTO BOOMERANG DE LOS NUEVOS IMPUESTOS DE SÁNCHEZ

Por otra parte, el coordinador general ha advertido que los nuevos impuestos anunciado por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, a la banca y las eléctricas “tendrán un efecto boomerang” en los ciudadanos que agravará la situación social y económica que se está sufriendo, con un IPC que según los últimos datos subido en el mes de mayo un 1,9% en Andalucía alcanzando “la cifra histórica de 10,5%”.

“Las consecuencias de las políticas catastróficas de Sánchez y su gobierno se traducen al final en la economía de las familias, que tienen que soportar el encarecimiento del coste de la vida y la cesta de la compra, con subidas en productos básicos como el aceite, los huevos, la leche y la fruta fresca”.

“Para Sánchez, las supuestas soluciones al final siempre pasan por lo mismo, por subir más los impuestos que acaban lastrando la capacidad económica de los ciudadanos”. Frente a ello, Repullo ha defendido “las políticas de bajadas de impuestos del Gobierno de Juanma Moreno” y su apuesta por dinamizar la economía también desde la formación, como el paquete de ayudas que se está planteando para que los jóvenes andaluces, especialmente de las zonas rurales, obtengan un primer empleo.

Para Repullo, lejos de ofrecer soluciones a los españoles, “el Gobierno de Sánchez sólo quiere pactar con los herederos de ETA y los independentistas que no buscan la unidad de España” y, consecuencia de ello, sigue siendo que Andalucía sufra la pérdida de 1.000 millones anuales por financiación, unos recursos que “no podemos seguir perdiendo, pero que sí lo hacemos además con la complicidad del PSOE de Andalucía, que no piensa en los andaluces, sino sólo en mantener en el poder a Sánchez”.