•    El secretario general del PP de Andalucía, Antonio Repullo, subraya que dirigentes del PSOE de toda España se han manifestado en contra de la reforma del Código Penal “pero los socialistas andaluces han demostrado no tener voz propia”

•    “Hoy es un día negro para la historia de España porque se rebajan las penas por no respetar nuestra Constitución y utilizar el dinero público para intereses políticos”

El secretario general del PP de Andalucía, Antonio Repullo, ha consideradoque “hoy es un día negro en la historia de España” tras la aprobación de la proposición de ley para la reforma del Código Penal. Y ha lamentado la falta de una “voz propia” de los socialistas andaluces y su secretario general Juan Espadas, que al contrario que los representantes del PSOE en el resto de España, “se ha convertido en el único que sale a aplaudir los despropósitos de Pedro Sánchez”.

Repullo ha explicado que “aunque hemos intentando frenar a Pedro Sánchez denunciando este ataque a las instituciones, finalmente ha conseguido que siga adelante la reforma exprés del Código Penal que rebaja las penas por no respetar nuestra Constitución y utilizar el dinero público para sus intereses políticos”.

“Esos son los valores del gobierno de Pedro Sánchez y de sus socios”, ha señalado, para reprochar a continuación que “manipulan a las instituciones y creen que tienen derecho a hacerlo por estar en el poder pactando a un precio demasiado alto”.

Tras subrayar que “tener la mayoría en el Congreso no es un cheque en blanco”, el secretario general del PP de Andalucía ha expresado que “se echa de menos un ejercicio del poder responsable”. “Un Gobierno que no vacíe las instituciones y que no cuestione los poderes del estado”.

En este sentido, ha reprochado que desde el PSOE “buscan unos privilegios que hacen que la justicia no se aplique igual a todos los ciudadanos”. “Un político que desvía el dinero de todos o un grupo de políticos que se niega a acatar la ley ahora tendrán un trato privilegiado frente al resto de los españoles”, ha lamentado.