Andalucía tiene pendientes numerosas infraestructuras hidráulicas planificadas algunas desde hace más de dos décadas para combatir la sequía. La regulación de estas actuaciones serán determinantes para el futuro de nuestra comunidad autónoma.

Situación crítica de los recursos hídricos

En un contexto de creciente preocupación por el cambio climático y sus efectos, Andalucía se enfrenta a un desafío crucial: gestionar sus menguantes recursos hídricos. La reserva hídrica española está al 36,8 % de su capacidad, pero los embalses de Andalucía son los que más están sufriendo, con años de sequía continuada poniendo al límite sus recursos. Este escenario ha revelado la necesidad urgente de nuevas infraestructuras hídricas y la reactivación de proyectos estancados durante décadas.

Inversiones y proyectos en marcha

La Junta de Andalucía ha impulsado más de 500 infraestructuras hidráulicas desde 2019, con un enfoque en estaciones depuradoras de aguas (EDAR). Estas obras son cruciales para evitar sanciones de la Unión Europea y reducir los vertidos contaminantes. Sin embargo, aún hay obras de vital importancia pendientes, que son fundamentales para el futuro de la agricultura, ganadería, industria y abastecimiento humano en la región.

Proyectos clave por provincias

Almería

Nueva Desaladora para el Levante Almeriense
En un esfuerzo por atender la creciente demanda de agua, la provincia de Almería se prepara para un importante proyecto: la construcción de una cuarta desaladora en la zona del Levante. Esta iniciativa, con una inversión estimada de 100 millones de euros por parte del Estado, responde a la necesidad urgente de aumentar el suministro de agua en una de las regiones más secas de Andalucía.

Optimización de las desaladoras actuales
Además de este nuevo proyecto, se están realizando mejoras significativas en las desaladoras existentes. Las instalaciones del Bajo Almanzora y Campo de Dalías están siendo actualizadas. Sin embargo, es la desaladora de Carboneras la que destaca por su ambicioso proyecto de eficiencia energética. Esta planta, crucial para la comunidad autónoma andaluza, tiene una capacidad de procesamiento de 120.000 metros cúbicos de agua diarios, y con las nuevas inversiones del gobierno, se espera alcanzar una capacidad de 50 hectómetros cúbicos anuales, utilizando energía solar.

Proyecto pendiente: Conducción Carboneras-Tabernas
Por otro lado, el futuro del proyecto de conducción hidrológica desde Carboneras hasta Tabernas sigue siendo incierto. Iniciado en 2009 con planes para más de 200 kilómetros de tuberías, este proyecto ha quedado en suspenso, sin avances significativos desde su anuncio.

Avances en el Valle de Almanzora
En el Valle de Almanzora, se han dado pasos importantes para mejorar el suministro de agua. La Junta de Andalucía ha activado la primera fase de un proyecto de emergencia con una inversión de 6,8 millones de euros, que se ampliará con 1,3 millones más en una segunda fase, beneficiando a 27 localidades. Aunque la fecha de finalización aún no se ha determinado, estas mejoras son cruciales para la región.

Renovación en El Ejido y Roquetas de Mar
En paralelo, se están llevando a cabo obras para mejorar el tratamiento de aguas regeneradas en El Ejido y Roquetas de Mar, lo que representa un avance significativo para la gestión sostenible del agua en estas áreas de intensa actividad agrícola.

Cádiz

Desafíos de abastecimiento en La Janda
La comarca de La Janda, en Cádiz, enfrenta desafíos significativos en cuanto a su sistema de abastecimiento de agua. Este verano, la región experimentó momentos de tensión debido a la prohibición de reparto de agua no potable, una medida implementada por una empresa distribuidora para preservar la salud pública. Este incidente subraya la necesidad urgente de mejorar la infraestructura hídrica en la zona.

Proyectos de infraestructura hídráulicas de importancia en la provincia
La administración autonómica ha tomado cartas en el asunto con la ejecución de importantes obras hidráulicas en la provincia, declaradas de interés autonómico en 2020. Entre estas se encuentran las conducciones desde el embalse del Guadalcacín hasta el Partidor de la Peruela, una inversión de más de ocho millones de euros autorizada en julio de este año. Estas obras son esenciales para reducir el coste energético del bombeo de agua y tendrán un impacto directo en el abastecimiento de casi 850.000 habitantes de 19 municipios, incluyendo la capital gaditana.

Proyecto de la Presa de Gibralmedina
Además, la Junta de Andalucía ha comenzado la redacción del proyecto de la presa de Gibralmedina. Aunque ha habido críticas recordando que antes del cambio político en Andalucía, esta obra se consideraba de Interés General del Estado, su realización es vital para la región.

Mejoras en la Estación de Tratamiento de Arenillas
Actualmente, se están invirtiendo 19 millones de euros en la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Arenillas (Castellar de la Frontera) y en la mejora de las conexiones del depósito de San Enrique de Guadiaro, donde no se había intervenido desde 2010. Estas obras son fundamentales para mejorar el suministro de agua en la zona norte de San Roque.

Nuevas EDAR en Sanlúcar de Barrameda y Barbate
El Estado, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ha iniciado los trabajos para construir la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Sanlúcar de Barrameda. Esta nueva estación reemplazará a la antigua instalación ‘Guadalquivir’, que tiene más de 30 años. Además, se está planificando la construcción de la EDAR de Barbate, que se ubicará en terrenos del Ministerio de Defensa en la playa del Chorrillo y contará con tecnología de última generación.

Córdoba

La Necesidad imperativa de cuatro Obras Hidráulicas
El futuro hídrico de la provincia de Córdoba se encuentra en un punto crítico, dependiendo de la realización urgente de cuatro obras hidráulicas esenciales. Estos proyectos son fundamentales para garantizar un suministro de agua adecuado y sostenible en la región.

Ampliación de conducciones en el Pantano de Iznájar
En la zona sur de Córdoba, es crucial la ampliación de las conducciones del pantano de Iznájar. La disminución de las precipitaciones ha agotado las reservas de manantiales como La Hoz y Fuente Alama. Para incrementar el aporte de este embalse, se requiere ensanchar el diámetro de las tuberías y actualizar el sistema hidráulico de la presa. Esta obra, declarada de emergencia por el Consejo de Ministros, cuenta con una inversión prevista de 1,6 millones de euros.

Problemas en Lucena y el norte de la provincia
En Lucena, el deterioro de las conducciones de agua ha llevado al Ayuntamiento a activar un plan de mejora, dada la pérdida estimada del 40% del agua potable debido a roturas en la red. En el norte de Córdoba, la situación es aún más complicada. Unos 80.000 habitantes de 24 municipios dependen actualmente de suministros de agua por camiones cisterna, debido a la desecación del embalse de Sierra Boyera.

Inversiones y proyectos en marcha
La Diputación de Córdoba, con el apoyo de la Junta de Andalucía, ha puesto en marcha un plan de limpieza y tratamiento del agua del pantano de La Colada. Esta acción, que incluye la eliminación de algas y la potabilización del agua, cuenta con una financiación de casi cuatro millones de euros. Además, se están preparando las obras para conectar definitivamente La Colada y Sierra Boyera, con un presupuesto de 11 millones de euros.

Conexiones pendientes y proyectos en la capital
Hay una necesidad urgente de realizar la conexión entre los pantanos de Puente Nuevo y Sierra Boyera, una obra pendiente desde 1994 y recomendada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana en 2022. En Córdoba capital, la Consejería de Agua ha destinado 15 millones de euros para mejorar el abastecimiento en Trassierra y Las Jaras, pendiente de autorización ambiental.

Granada

Inversión estratégica en las conducciones de la Presa de Rules
El Ministerio para la Transición Ecológica, aprovechando los fondos europeos Next Generation, ha lanzado una importante iniciativa para mejorar la gestión del agua en la provincia de Granada. Se ha sacado a licitación un proyecto valorado en 64 millones de euros para desarrollar el desglosado 9 de las conducciones derivadas de la presa de Rules. Esta obra es fundamental para llevar agua a diversas comunidades de regantes a lo largo de la costa granadina, lo que representa un avance significativo para la agricultura y el abastecimiento de agua en la región.

Tiempo de espera y contexto del proyecto
Se estima que la infraestructura hidráulica estará operativa en unos tres años, un periodo de espera considerable pero necesario para garantizar la calidad y eficiencia del proyecto. Es importante destacar que esta iniciativa es parte de un plan más amplio que incluye las canalizaciones de Rules y Béznar, proyectadas hace veinte años y que constan de once conducciones en total. La realización de este proyecto es un paso adelante en la modernización y mejora de la infraestructura hídrica de la región.

Actuaciones de emergencia en la Costa y la Zona Oriental
Paralelamente, la Junta de Andalucía está llevando a cabo actuaciones de emergencia en los terciarios de Almuñécar y La Herradura, áreas críticas en términos de abastecimiento de agua. Además, la preocupación se extiende a la zona oriental de Granada, donde la sequía ha obligado a reforzar la aportación hídrica mediante el uso de agua de la Balsa de la Contraviesa. Estas medidas son esenciales para asegurar un suministro de agua adecuado en estas zonas afectadas por la escasez hídrica.

Huelva

Medidas de emergencia para el Parque Nacional de Doñana

Ante la situación crítica de los humedales del Parque Nacional de Doñana, el gobierno central ha tomado medidas urgentes, autorizando un trasvase de tres hectómetros cúbicos de agua de los ríos Tinto-Odiel-Piedras. Esta cantidad se suma a los siete hectómetros cúbicos que ya se utilizan anualmente para uso urbano y para regadíos en la zona de Moguer, destacando la importancia de estas acciones para preservar uno de los ecosistemas más valiosos de España.

Proyecto de renovación del Túnel de San Silvestre

Un paso clave en la solución a largo plazo es la renovación del túnel de San Silvestre. Actualmente, este túnel tiene una capacidad limitada de 8 hectómetros cúbicos al año, pero su ampliación permitiría movilizar hasta 20 hectómetros cúbicos, mejorando significativamente el abastecimiento de agua en la región.

Traslado de sondeos en Matalascañas

Otro proyecto en desarrollo involucra el traslado de los sondeos del acuífero que abastece al área turística de Matalascañas. Este traslado busca minimizar el impacto sobre las lagunas de Doñana, llevando el agua en superficie hasta puntos más adecuados.

Situación de la Presa de Alcolea

La obra de la presa de Alcolea en Gibraleón, esencial para los productores hortofrutícolas de la zona, ha sufrido retrasos desde 2017. Actualmente, se está evaluando la viabilidad de la presa, especialmente en términos de la calidad del agua embalsada.

Desafíos en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche

En la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, donde viven unas 50.000 personas, la falta de infraestructuras hidráulicas adecuadas es una preocupación constante. Se están desarrollando proyectos de estaciones depuradoras de aguas y mejoras en las interconexiones. La finalización del ‘Anillo Hídrico de Huelva’ es vista como una solución definitiva a los problemas de suministro en la región.

Inversiones y mejoras en la provincia

La regeneración de aguas mediante la construcción y mejora de EDAR en localidades como Moguer, Bollullos del Condado, Almonte, Bonares, Niebla o San Juan del Puerto es esencial. Además, se están llevando a cabo trabajos en la presa de los Machos en Cartaya, con una inversión de más de ocho millones de euros, que beneficiarán a 200.000 personas y 41.000 hectáreas de regadío.

Expectativas de futuras obras

Las comunidades de regantes han solicitado celeridad en las obras de mejora del bombeo del Bocachanza. Estas mejoras, que costarán menos de tres millones de euros, son fundamentales para aumentar la eficiencia en el uso del agua.

Jaén

Inauguración y subutilización de la Presa de Siles
Inaugurada en 2015, la presa de Siles en la provincia de Jaén, con una capacidad de almacenamiento de 30 hectómetros cúbicos de agua, enfrenta un problema significativo: la falta de conexiones debido a desacuerdos entre el gobierno central y el autonómico. Esta situación ha convertido a la presa en un mero espacio recreativo y deportivo, en lugar de cumplir su función principal como recurso hídrico estratégico.

Reclamaciones de las organizaciones agrarias
Las organizaciones agrícolas de la región han expresado su frustración, calificando la situación como una «deuda histórica del Gobierno central» hacia los regantes de Jaén. La falta de construcción de las conducciones necesarias para el embalse de Siles, que actualmente opera solo al 30% de su capacidad, ha limitado severamente su utilidad para el riego y el abastecimiento de agua.

El olvido de la Presa de Cerrada de la Puerta
Otro proyecto importante, la presa de Cerrada de la Puerta en Pozo Alcón, parece haber caído en el olvido. Este macroproyecto, que preveía una inversión de más de cincuenta millones de euros para una instalación con capacidad de casi 290 hectómetros cúbicos, está actualmente en suspenso. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está evaluando la viabilidad de esta infraestructura, pero hasta el momento no se han comunicado avances.

Proyecto de mejora en el abastecimiento del Víboras-Quiebrajano
Desde 2005, la provincia de Jaén aguarda la realización del proyecto de mejora del abastecimiento de agua del sistema Víboras-Quiebrajano. Este proyecto afecta no solo a la capital jienense, sino también a municipios como Martos, Fuerte del Rey, Porcuna y Arjona, además de algunas áreas de riego en Córdoba. Tras las intervenciones realizadas en la presa del Quiebrajano para mejorar sus desagües, ahora la Junta de Andalucía está redactando el proyecto pendiente, declarado de interés autonómico en 2020, que incluye también mejoras en los sistemas de depuración.

Málaga

Inversiones hidrológicas en Málaga
La provincia de Málaga ha sido el foco de importantes inversiones en materia hidrológica por parte de la administración autonómica en los últimos años. Estas inversiones se han centrado en proyectos clave para mejorar el aprovechamiento y la calidad del agua en la región.

Optimización del agua del Río Guadiaro y saneamiento en Grazalema
Actualmente, están en marcha obras para utilizar de manera eficiente el agua de los pozos del Río Guadiaro. Paralelamente, el Gobierno está trabajando en eliminar los vertidos en municipios cercanos al parque natural de Grazalema, una medida crucial para proteger este entorno natural.

Interconexión hídrica entre el Campo de Gibraltar y la Costa del Sol
Otro proyecto significativo es la interconexión de los sistemas de agua entre el Campo de Gibraltar y la Costa del Sol, especialmente en Estepona. Esta obra permitirá transportar más de mil litros por segundo entre ambas zonas a través de una tubería de 24 kilómetros, lo que representa un avance considerable en la gestión de recursos hídricos de la región.

Desarrollos en la depuración y desalación de agua
El gobierno andaluz ha inaugurado recientemente la conexión de la depuradora del Rincón de la Victoria con los regantes del Plan Guaro, añadiendo 3 hectómetros cúbicos de aguas regeneradas para la agricultura en la Axarquía malagueña. Además, se está planificando una nueva desaladora con una inversión de 100 millones de euros, aunque su funcionamiento no se espera hasta dentro de al menos tres años. La desaladora existente en Marbella, ahora pequeña y anticuada, está siendo actualizada para duplicar su capacidad.

Renovación del sistema de saneamiento en la Costa del Sol
Una necesidad apremiante en toda la Costa del Sol es la renovación de su sistema de saneamiento, compuesto por tuberías de los años 70 que sufren atoramientos y fugas. Esta renovación, estimada en 300 millones de euros, es un proyecto conjunto entre el Gobierno, la Junta y los Ayuntamientos, y es esencial para el manejo eficiente del agua en la zona.

Desafíos en el embalse de La Viñuela y el Bajo Guadalhorce
La situación del embalse de La Viñuela es preocupante, con la necesidad de instalar una toma flotante para mejorar la calidad del agua debido a la acumulación de sedimentos. Por otro lado, las obras de abastecimiento en alta en la zona del Bajo Guadalhorce, con una inversión de 38 millones de euros, aún están pendientes. Además, existe una creciente demanda para que el Estado autorice un trasvase desde el pantano de Iznájar para beneficiar a los regantes del norte de Málaga.

Sevilla

Reevaluación de la Presa de San Calixto
El gobierno español ha reanudado los estudios para evaluar la viabilidad de la Presa de San Calixto, situada en la frontera entre las provincias de Córdoba y Sevilla. Esta infraestructura, con una capacidad proyectada de 80 hectómetros cúbicos, está diseñada principalmente como medida preventiva contra inundaciones durante periodos de lluvias intensas. La puesta en marcha de la presa representaría un importante paso adelante en la gestión de riesgos hidrológicos en la región, ofreciendo una solución crucial para mitigar los efectos de las lluvias torrenciales.

Mejoras en el abastecimiento de agua en la Sierra Sur de Sevilla
Paralelamente, la Junta de Andalucía ha avanzado significativamente en la mejora del sistema de abastecimiento de agua en la Sierra Sur de Sevilla. Ya se han adjudicado las obras para un nuevo tramo del sistema, con una inversión superior a cinco millones de euros. Este proyecto es de gran importancia para la comunidad, ya que se espera que beneficie a unos 61.000 habitantes de localidades como Écija, Lantejuela, Osuna, El Rubio, Marinaleda y Herrera.

El proyecto de «Grandes Tuberías»
Este esfuerzo forma parte de un proyecto más amplio conocido como ‘grandes tuberías’, el cual tiene un presupuesto total estimado de 50 millones de euros y se espera que proporcione servicio a un total de 20 municipios en la región. El proyecto se está implementando de manera gradual, con el objetivo de fortalecer la infraestructura hídrica y mejorar el suministro de agua en esta parte de Sevilla.

Por lo tanto, el panorama hídrico de Andalucía muestra un equilibrio delicado entre la necesidad urgente de modernizar y expandir las infraestructuras hidráulicas existentes y la obligación de preservar los recursos naturales para las futuras generaciones. Las obras en curso y las planeadas son pasos esenciales hacia un manejo más sostenible y eficiente del agua en una de las regiones más afectadas por el cambio climático en España.

La colaboración entre los distintos niveles de gobierno y la comunidad es crucial para garantizar que estos proyectos no solo comiencen, sino que se completen a tiempo, asegurando así la resiliencia y el bienestar a largo plazo de Andalucía y sus habitantes.